Después del tratamiento

Los pacientes con cáncer se enfrentan a muchos desafíos después de terminar el tratamiento. Una de las cosas más difíciles cuando terminan el tratamiento es no saber qué sucederá después. Quienes han pasado por eso describen los primeros meses como un tiempo de cambios y de incertidumbre.

Con frecuencia, las personas que acaban de finalizar un tratamiento oncológico pueden sentir distintos cambios físicos (cansancio, falta de concentración, dolor, etc.) y cambios emocionales (preocupación, miedo, soledad, etc.).1

Es importante que cuando los pacientes acudan a las consultas de seguimiento, comenten todos estos cambios con su médico.

Las consultas de seguimiento son visitas rutinarias de control que incluyen una evaluación de los antecedentes médicos del paciente y un examen físico. A veces, para el control son necesarias algunas pruebas de exploración con imágenes, análisis de sangre u otras pruebas de laboratorio. Estas consultas son fundamentales para ayudar a identificar posibles cambios en el estado de la salud del paciente, para detectar posibles recurrencias o metástasis.

Todos los supervivientes de cáncer deben someterse a un seguimiento médico.

Referencia:

  1. Instituto Nacional del Cáncer de EEUU
    http://www.cancer.gov/espanol/cancer/sobrellevar/supervivencia/siga-adelante

 

Última actualización 26/05/2020