En tratamiento

Dependiendo del tipo de cáncer a tratar y de las características del paciente, se dispone de distintas modalidades de tratamiento:

- Cirugía: es la modalidad terapéutica más antigua empleada en el tratamiento del cáncer.  De hecho, en función de los objetivos que pretendan alcanzar la cirugía puede ser:1

  • Preventiva o profiláctica
    Se emplea con el fin de extirpar lesiones que, con el tiempo, pueden llegar a ser malignas, de tal forma que se previene la aparición del cáncer. Un ejemplo de esta cirugía es la extirpación de los pólipos que aparecen en la mucosa del colon. Si no se tratan estas lesiones, en un periodo más o menos largo, evolucionarán a un carcinoma de colon.
  • Diagnóstica
    Su objetivo es obtener una muestra del tejido sospechoso para, posteriormente, observar al microscopio las células que lo componen. De esta forma es posible descartar o confirmar la existencia de un cáncer.
  • De estadiaje
    Este tipo de cirugía permite, en algunos tumores, conocer con más exactitud la invasión del órgano por el tumor.
  • Cirugía radical
    Como su propio nombre indica, la intención de este tipo de cirugía es conseguir la curación de la enfermedad oncológica. Para ello, es necesario extirpar todo el tejido tumoral visible junto al aparentemente sano que rodea la lesión, para eliminar los restos tumorales microscópicos. En la mayoría de los casos, se extirpan los ganglios más próximos al tumor.
  • Citorreductora
    Este tipo de cirugía está indicada en tan sólo algún tipo de tumor como en el cáncer avanzado de ovario. En estos casos el cirujano extirpa la mayor cantidad posible de tumor.

- Quimioterapia: su objetivo es destruir las células que componen el tumor, con el fin de lograr la reducción de la enfermedad. A los fármacos empleados en este tipo de tratamiento se les denomina fármacos antineoplásicos o quimioterápicos. La finalidad de la quimioterapia puede ser curativa o paliativa y variará en función del tipo de tumor, de la fase en la que se encuentre dicho tumor y del estado general del paciente. Se puede administrar por vía intravenosa o vía oral en forma de ciclos, alternando periodos de tratamiento con periodos de descanso.1

- Radioterapia: es un tratamiento exclusivamente local o loco-regional (cuando se incluyen los ganglios cercanos al tumor), es decir trata el cáncer en su lugar de origen y su objetivo varía en función de cuando se administra. En función de la forma de administración de las radiaciones, se pueden diferenciar dos tipos de radioterapia:1

  • Externa: aproximadamente, seis de cada diez personas con enfermedades tumorales reciben radioterapia, en algún momento de la evolución de la enfermedad, como parte importante de su tratamiento oncológico, bien como terapia exclusiva o bien asociada a otras modalidades como la cirugía o la quimioterapia.
  • Interna: es una técnica de tratamiento que consiste en introducir en el interior del organismo isótopos radiactivos. Se pueden implantar de forma temporal o permanente en la zona a tratar.
     

- Terapia hormonal: algunos tumores mantienen o desarrollan una dependencia a las hormonas para su crecimiento y diseminación, por ejemplo, el cáncer de mama y el cáncer de próstata. Es decir, este tipo de tumores precisan de determinadas hormonas, para su crecimiento y en ausencia de éstas, las células tumorales mueren. 

La terapia hormonal es un conjunto de medidas dirigidas a anular la función de las hormonas. Es un tratamiento eficaz para aquellos tumores que son hormonodependientes.

- Inmunoterapia / terapia biológica /terapias dirigidas: son fármacos u otras sustancias que bloquean el crecimiento y la diseminación del cáncer al interferir con moléculas específicas implicadas en el crecimiento y el avance de tumores.2

- Medicina complementaria y alternativa: la medicina alternativa que promueve el empleo de terapias de eficacia no probada científicamente sustituyendo a los tratamientos oncológicos convencionales, puede ser altamente perjudicial para los pacientes de cáncer y, por ello su uso se desaconseja con rotundidad.

Sin embargo, algunas terapias complementarias como la terapia psicológica o la acupuntura, utilizadas conjuntamente con el tratamiento oncológico y bajo supervisión y control médico, pueden tener efectos beneficiosos para aliviar síntomas, paliar efectos secundarios de los tratamientos y mejorar la calidad de vida de los pacientes.1

La elección terapéutica debe basarse en pruebas científicas sobre el mejor tratamiento existente teniendo presentes los recursos disponibles.3

Cuando el tumor está localizado y es de pequeño tamaño, es probable que la cirugía, y a veces la radioterapia, alcancen muy buenos resultados por sí solas. La quimioterapia por sí sola puede ser eficaz para un pequeño número de tipos de cáncer, como las neoplasias hematológicas (leucemias y linfomas), que por lo general puede considerarse que están extendidas desde el principio.3

Una modalidad de tratamiento combinado requiere la estrecha colaboración de todo el equipo de atención oncológica.3

Referencias:

Asociación Española Contra el Cáncer
https://www.aecc.es/SobreElCancer/Tratamientos/
Instituto Nacional del Cáncer de EEUU
http://www.cancer.gov/espanol/recursos/hojas-informativas/tratamiento/terapias-dirigidas
Organización Mundial de la Salud
http://www.who.int/cancer/treatment/es/

 

Última actualización 13/12/2018
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.