PREVENCIÓN

Fumar es la causa principal de cáncer y de muerte por cáncer. El humo del tabaco no sólo causa cáncer de pulmón, también es el causante de cánceres de esófago, laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, hígado, páncreas, estómago, cérvix o cuello uterino, colon y recto, así como de la leucemia mieloide aguda1-3.

De las 250 sustancias conocidas como dañinas en el humo de tabaco, al menos 69 pueden causar cáncer1,2,3. Por tanto, prevenir el hábito de fumar es la principal herramienta para evitar un cáncer de pulmón.

Los fumadores tienen un riesgo entre 10 y 20 veces mayor de desarrollar cáncer de pulmón (dependiendo del número de cigarrillos / día) que los no fumadores. El porcentaje de diagnosticados de cáncer de pulmón que son fumadores o han abandonado el hábito tabáquico recientemente oscila entre el 80 y el 90 %. Los fumadores pasivos también tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer pulmonar. En términos generales, es similar al de los fumadores de uno a dos cigarrillos al día. Dejar de fumar disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, de manera que al cabo de 15 años se aproxima al de los no fumadores. Este descenso depende sobre todo del tiempo de consumo4.

Además de cáncer, fumar causa enfermedades del corazón, apoplejía, aneurisma de la aorta, EPOC (bronquitis crónica y enfisema), diabetes, osteoporosis, artritis reumatoide, degeneración macular relacionada con la edad y cataratas, y empeora los síntomas asmáticos en adultos. Los fumadores presentan un mayor riesgo de padecer neumonía, tuberculosis y otras infecciones de las vías respiratorias1-3. Fumar también causa inflamación y debilita la función inmunitaria1.

 

 

Referencias:

  1. U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking—50 Years of Progress: A Report of the Surgeon General, 2014. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014.
  2. U.S. Department of Health and Human Services. How Tobacco Smoke Causes Disease: The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease: A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2010.
  3. National Toxicology Program. Report on Carcinogens. Thirteenth Edition. U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, National Toxicology Program, 2014.
Última actualización 11/11/2019
Uso de cookies

 

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.