MANEJO EFECTOS ADVERSOS

 

 

Aspectos clave y recomendaciones en el manejo de los efectos adversos asociados a nintedanib

Nintedanib (nintedanib) es un triple inhibidor angioquinasa administrado por vía oral que bloquea simultáneamente las tres familias de receptores clave implicadas en la angiogénesis.1,2

La inhibición simultánea de VEGFR, FGFR y PDGFR podría superar los mecanismos de resistencia a las terapias antiangiogénicas tras el tratamiento de primera línea con inhibidores del VEGFR.3-5

En el estudio LUME-Lung 1 los efectos adversos (EAs) más frecuentes fueron de tipo gastrointestinal (diarrea, náuseas y vómitos) y la elevación de las enzimas hepáticas. La mayoría fueron manejables con tratamientos de soporte o reducciones de la dosis.6

 

 

Como medida inicial para el manejo de posibles efectos adversos se debe interrumpir temporalmente el tratamiento con Nintedanib hasta que se haya alcanzado el grado 1 o nivel basal que permita la continuación con el tratamiento.2

 

 

Diarrea

La diarrea se suele producir en la fase inicial del tratamiento, normalmente durante el primer mes.

La detección y tratamiento precoz de la diarrea es esencial para evitar reducciones de la dosis o suspensión del tratamiento con nintedanib.

Al inicio del tratamiento con nintedanib, se deberá recomendar a los pacientes que dispongan de un fármaco antidiarreico como la loperamida e indicarles que empiecen a tomarlo ante los primeros signos de diarrea.

 

 

 

Náuseas y vómitos

Los pacientes que se sabe que sufren vómitos anticipatorios y los pacientes que han experimentado náuseas y/o vómitos en los tres días posteriores al tratamiento con docetaxel deberían recibir tratamiento antiemético profiláctico antes de iniciar otro ciclo de tratamiento con docetaxel.8

 

 

 

Elevación de las enzimas hepáticas

En el estudio LUME-Lung 1 la elevación de las enzimas hepáticas fue uno de los efectos adversos más frecuentes en el grupo de tratamiento con nintedanib.6

Fueron reversibles en su mayoría, y no se asociaron a trastornos hepáticos clínicamente relevantes.

Las elevaciones de las enzimas hepáticas se producen habitualmente en los 3 primeros meses después del inicio del tratamiento y suelen resolverse con un tratamiento adecuado.6

Desde el inicio del tratamiento con nintedanib, se deben monitorizar los niveles de transaminasas hepáticas y bilirrubina el día 1 de cada ciclo (como mínimo).6

 

 

 

Otros efectos adversos

Neutropenia

En el estudio LUME-Lung 1 se observaron reducciones de la cifra de neutrófilos en el 50% de los pacientes tratados con nintedanib en combinación con docetaxel.6

Los pacientes que experimenten neutropenia pueden recibir factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF) en futuros ciclos de tratamiento.

 

Hipertensión

En el estudio LUME-Lung 1 solo un pequeño porcentaje de pacientes del grupo de Nintedanib (3,5 %) sufrió hipertensión de cualquier grado.6

 

 

 

 

 

 

  1. Rashdan S, Hanna N. Nintedanib for the treatment of non-small-cell lung cancer. Expert Opin Pharmacother. 2014; 15(5):729-39.
  2. Ficha técnica Nintedanib.
  3. Reck M. Nintedanib: examining the development and mechanism of action of a novel triple angiokinase inhibitor. Expert Rev Anticancer Ther. 2015;15(5):579-94.
  4. Moserle L, Jimenez-Valerio G, Casanovas O. Antiangiogenic therapies: going beyond their limits. Cancer Discov. 2014;4(1):31-41.
  5. Cook KM, Figg WD. Angiogenesis inhibitors: current strategies and future prospects. CA Cancer J Clin. 2010;60(4):222-43.
  6. Reck M, Kaiser R, Mellemgaard A, et al. Docetaxel plus nintedanib versus docetaxel plus placebo in patients with previously treated nonsmallcell lung cancer (LUME-Lung 1): a phase 3, double-blind, randomised controlled trial. Lancet Oncol. 2014;15(2):143-55.
  7. American Cancer Society. Understanding Chemotherapy: A guide for patients and families. 2013.
  8. Roila F, Herrstedt J, Aapro M, et al. Guideline update for MASCC and ESMO in the prevention of chemotherapy- and radiotherapy-induced nausea and vomiting: results of the Perugia consensus conference. Ann Oncol. 2010;21 Suppl 5:v232-43.

 

VGT0301-11-2019

Última actualización 07/07/2020