NINTEDANIB DESPUÉS DE INMUNOTERAPIA

 

 

El panorama del tratamiento del cáncer de pulmón de célula no pequeña (CPCNP) ha experimentado recientes avances gracias a la aprobación de la inmunoterapia en combinación con quimioterapia para el tratamiento de primera línea del CPCNP wild type. Sin embargo, la secuencia de tratamiento óptima a la progresión aún no está establecida.1

Una sobrexpresión del VEGF, además de promover la angiogénesis, puede crear un microambiente tumoral (TME) inmunosupresor. Esto puede afectar a la función de las células inmunes e impedir su migración al tumor, a la vez que, es probable que contribuya a la resistencia a la inmunoterapia (IO).1,2

Existe la hipótesis de que promover un efecto antiangiogénico en el TME podría dar lugar a vasos tumorales estructural y funcionalmente más cercanos a los de tejidos no malignos, dando lugar a un estado “normalizado”. Este nuevo estado supondría una “ventana de normalización” en la que la administración de otros tratamientos antes o después de esta ventana obtendría mejores resultados.2 De esta forma, el tratamiento con un antiangiogénico que conlleve la inhibición de VEGF, así como PDGF y FGF, podría favorecer esta normalización de los vasos y mejorar el acceso de las células inmunes al tumor, por lo tanto, convertir el TME de inmunosupresor a inmunocompetente (“Angio-immunogenic switch”).1

 

Progresión tumoral tras inmunoterapia

 

 

  • VEGFR, FGFR y PDGFR contribuyen al desarrollo de una vasculatura anormal5,6.
  • El aumento de VEGF estimula la angiogénesis y crea un entorno tumoral Inmunosupresor7.
  • Disminuye la perfusión del tumor7.

Entorno tras terapia anti-angiogénica

 

 

  • Nintedanib puede ayudar a normalizar la vasculatura inhibiendo VEGFR, FGFR y PDGFR7,8.
  • Crea un entorno tumoral inmunoestimulador y se inhibe el crecimiento de nuevos vasos5,7.
  • Aumenta la perfusión del tumor7.

 

 

 

NPU España

En un análisis retrospectivo de los pacientes que participaron en el NPU en España, se observó que 11 pacientes recibieron nintedanib + docetaxel después de una primera línea de quimioterapia seguida de inmunoterapia (nivolumab, n = 3; pembrolizumab, n = 4; atezolizumab, n = 4).3

El tratamiento en tercera línea con nintedanib + docetaxel se asoció con una tasa de respuesta objetiva del 36%, una tasa de control de la enfermedad del 82% y una mediana de supervivencia libre de progresión (SLP) de 3,2 meses.3

 

 

VARGADO Cohorte B

El estudio VARGADO es un estudio prospectivo, no intervencionista de nintedanib + docetaxel después de quimioterapia en pacientes con adenocarcinoma de pulmón. La cohorte B estudia los pacientes que recibieron nintedanib + docetaxel después de una primera línea de quimioterapia y de una segunda línea de inmunoterapia.1

En el último análisis intermedio de la cohorte B presentado (data cut-off: 2 de diciembre del 2019), 57 pacientes recibieron nintedanib + docetaxel en tercera línea, después de quimioterapia e inmunoterapia (nivolumab, n = 35; pembrolizumab, n=14; atezolizumab, n= 7; otra, n=1). En el momento del análisis, la duración media del seguimiento era de 6,6 meses (IC 95%: 3,5–8,8).1

La mediana de SLP fue de 6,5 meses (IC 95%: 4,8 – 8,7; n = 47). La mediana de supervivencia global (SG) desde el inicio de la terapia con nintedanib + docetaxel fue de 12,4 meses (IC 95%: 11,4 – 14,1; n = 55) y desde el inicio de la primera línea de 34,5 meses (IC 95%: 25,5 – 37,5; n = 54).1

La tasa de respuesta objetiva a una tercera línea de nintedanib + docetaxel fue del 50% (n = 20/40) y la tasa de control de la enfermedad del 85% (n = 34/40).1

 

 

LUME-BioNIS

LUME-BioNIS es un estudio prospectivo, no intervencionista de nintedanib + docetaxel después de una primera línea de quimioterapia en pacientes con CPNM. Aunque el estudio originalmente no planeaba incluir pacientes tratados previamente con inmunoterapia, estos se incluyeron como resultado de los cambios en el paradigma de tratamiento desde el inicio del estudio. Los 67 pacientes que recibieron quimioterapia e inmunoterapia se incluyeron en un análisis de subgrupo.4

La mediana de SG en los pacientes que habían recibido previamente inmunoterapia fue de 8,8 meses (IC 95%: 7,0-11,5) y la mediana de SLP fue de 4,6 meses (IC 95%: 3,5-5,7). La tasa de respuesta objetiva fue del 18,2% (10/55) y la tasa de control de la enfermedad fue de 78,2% (43/55).4

 

 

  1. Grohé C, et al. Nintedanib plus docetaxel in lung adenocarcinoma patients following treatment with immune checkpoint inhibitors: updated efficacy and safety results of the ongoing non-interventional study VARGADO (NCT02392455). Poster #370. Presented at the American Society of Clinical Oncology (ASCO) Annual Meeting, ASCO20 Virtual, May 29–31, 2020.
  2. Fukumura D, Kloepper J, Amoozgar Z, Duda DG, Jain RK. Enhancing cancer immunotherapy using antiangiogenics: opportunities and challenges. Nat Rev Clin Oncol. 2018 May ; 15(5): 325–340.
  3. Corral J, Majem M, Rodríguez-Abreu D, et al. Efficacy of nintedanib and docetaxel in patients with advanced lung adenocarcinoma treated with first-line chemotherapy and second-line immunotherapy in the nintedanib NPU program. Clin Transl Oncol. 2019;21(9):1270‐1279.
  4. Reck M, et al. Nintedanib + docetaxel after immunotherapy in adenocarcinoma non-small cell lung cancer: first results from the non-interventional LUME-BioNIS study. Poster #80P. Presented at the European Society for Medical Oncology Immuno-Oncology (ESMO I-O) Congress, Geneva, Switzerland, 11–14 December 2019.
  5. Wollin L, Wex E, Pautsch A, Schnapp G, Hostettler KE, Stowasser S, Kolb M. Eur Respir J 2015;45:1434–1445.
  6. Ellis LM & Hicklin DJ. Nat Rev Cancer 2008;8:579–591.
  7. Yang J, Yan J, Liu, B. Immunol. 2018;9:978.
  8. Ficha técnica VARGATEF®. https://www.inoncology.es/fichastecnicas/14

 

VGT0308-12-2019.

Última actualización 05/08/2020