ENSAYOS CLÍNICOS

 

 

Los ensayos clínicos son fundamentales a la hora de probar la seguridad y la eficacia de los tratamientos. Cuando se compara un medicamento experimental con un medicamento ya aprobado y utilizado en la práctica habitual permite conocer si el fármaco bajo investigación ofrece más beneficios respecto al medicamento ya existente.

 

¿Qué es un ensayo clínico?

Un ensayo clínico es un estudio médico que investiga la seguridad y la eficacia de un nuevo tratamiento o técnica para tratar una enfermedad determinada. En los ensayos clínicos oncológicos participan pacientes con cáncer.

Habitualmente sirven para investigar nuevos tratamientos y ayudan a los médicos a saber

 

 

Cómo de efectivo es un nuevo tratamiento y si es mejor que las otras opciones de tratamiento.

 

Si este nuevo tratamiento tiene efectos secundarios.

 

Qué dosis proporciona los mejores beneficios a los pacientes.

 

Los ensayos clínicos pueden tener duraciones variables, desde unos meses a varios años. No se tiene que pagar para formar parte de un ensayo clínico y es posible que no estén disponibles en todos los países o regiones. El equipo médico del hospital puede informar a los pacientes si hay algún ensayo clínico en la zona.

 

 

¿Por qué son importantes los ensayos clínicos?

Los ensayos clínicos son de gran ayuda para que la ciencia médica avance, ya que permiten evaluar todos los aspectos de interés de las enfermedades de un modo reglado y controlado. En los ensayos clínicos oncológicos, muchas veces se observan tan sólo pequeños avances, pero es la suma global de todos estos avances los que nos permiten luchar contra el cáncer.

 

¿Quién participa en un ensayo clínico?

Sólo pueden participar aquellos pacientes que reúnen una serie de condiciones determinadas y definidas en un protocolo que los médicos investigadores han de validar, estas condiciones se denominan criterios de inclusión y exclusión.

Si un paciente decide participar, otorga su consentimiento por escrito en un documento denominado consentimiento informado. La participación en un ensayo clínico es voluntaria, y el paciente es libre de abandonarlo en el momento que lo considere.

 

Posibles aspectos positivos y negativos de formar parte de ensayos clínicos

Aspectos positivos
 

Acceso a un tratamiento nuevo que todavía no está disponible fuera del ensayo.

 

Ayuda al desarrollo de futuros tratamientos para otros pacientes.

 

Mayor frecuencia de pruebas y controles en el hospital.

 

 

Aspectos negativos
 

Los tratamientos implicados a menudo son experimentales, por lo que hay riesgo de que aparezcan efectos secundarios perjudiciales.

 

Aumento del número de visitas al hospital, lo que puede ser estresante, costoso e implicar mayor tiempo.

 

Existe la posibilidad de que aumente la preocupación de los pacientes sobre su estado, ya que se realizan controles con mayor frecuencia.

 

 

Más información sobre los ensayos clínicos relacionados con cáncer

El oncólogo es la persona más indicada para la propuesta de participación en ensayos clínicos que puedan resultar beneficiosos. Además, puede informar sobre las características necesarias a cumplir para formar parte de un ensayo clínico y de los pasos que ha de seguir.

Si el paciente conoce por otros medios la existencia de estudios que se están llevando a cabo y que podrían ser beneficiosos, puede preguntar a su oncólogo.

Puede obtener más información sobre los ensayos clínicos relacionados con el cáncer visitando el sitio web de registro de ensayos clínicos de la unión europea.

 

VGT0325-08-2020

Última actualización 09/10/2020